Urgencia farmacéutica

En la farmacia, varios clientes. Entra un viejito con una mochila de Oxígeno y tubos entrándole en la nariz, se pone en la cola.

Los pacientes compran minucias, cosmética, aspirinas, preguntan precio, piden consejo. El viejito respira cada vez más difícilmente,  y examina el nivel de oxígeno que se está acabando.

Uno de los colistas se preocupa por el viejito y apura al farmacéutico. Mientras tanto, el viejito trata de encender un cigarrillo. Los demás lo disuaden.

Cuando le llega el turno al colista buen samaritano, éste también se entretiene con las ofertas de crema de afeitar.

El farmacéutico despide a cada cliente con la frase:

–         Farmacia ProntoFarm a su servicio.

Viene un hombre y pasa por delante de la cola, para comprar un profiláctico. El farmacéutico explica que era una urgencia.

El viejito se sienta y ya usa una máscara en lugar de los tubitos. Un cliente con un inflador bombea aire en la mochila. El farmacéutico charla por teléfono. El viejito acostado, recibe respiración artificial por otros clientes.

El farmacéutico entrega un cosmético envuelto para regalo y finalmente llega al turno del viejito, que está azul.

El viejito pregunta por ofertas en colonia para después de afeitarse.

– Está seguro que venía para comprar colonia?

– No, a ver. Hoy es el día del descuento para jubilados?

– No, mañana.

– Hasta mañana entonces.

– No se olvida algo, abuelo?

– Feliz Navidad.

Los demás lo instan a que compre un repuesto de oxígeno.

La mochila está en un estante muy alto y el farmacéutico no alcanza.

El viejito, tosiendo y mareándose, logra trepar y bajar la mochila. La carga, paga y se vá. El farmacéutico lo despide:oxygen

–         Farmacia ProntoFarm a su servicio.

Nota: este sketch puede filmarse con actrices/contribuyentes que remotamente envíen un breve video donde interrogan al farmacéutico sobre las ofertas. Luego se ensamblarán con el resto de la filmación.

The English version

Por favor, únanos a su red: